;

La guía definitiva para descargas anónimas

Toda descarga empieza con un clic. ¿Pero qué sucede detrás de lo que ves en pantalla? Navegar por Internet es mucho menos privado de lo que aparenta en nuestro navegador. ¿Por qué debería importarnos la privacidad en línea?

La vigilancia de estado y los escándalos asociados a ella suelen citarse como argumentos a favor de las descargas anónimas. El estado en realidad está comprometido a la protección de datos en línea y promueve proyectos de navegación anónima. ¿Cuáles son los riesgos que corres cuando dejas a un lado la privacidad al descargar?

¿Cuáles son los riesgos de dejar a un lado la privacidad al descargar?

En la siguiente sección, vamos a ver los principales riesgos que corres si decides no descargar de manera anónima.

  1. No todo el contenido en línea es legal. Incluso si descargas solo contenido legal con BitTorrent, como un DVD de instalación para Debian GNU/Linux, podrías estar infringiendo derechos de autor en muchos países. Descargar de manera anónima puede ahorrarte problemas innecesarios.
  2. ¿A quién le importa que descargues, por ejemplo, una guía para emergencia o reparación de problemas? Incluso si es para un amigo, no tiene por qué saberlo nadie. Tampoco es que vayas a escribir información privada en una postal.

En esencia, el problema es que tus datos, como tu dirección IP, proveedor de servicios, dirección MAC, etc, son visibles para el operador. Esto puede ser rastreado fácilmente hacia ti y usado para crear un perfil, o peor, para diseñar estafas. ¿Cómo te puedes proteger ante esto?

¿Qué navegadores/sistemas operativos debes usar para descargar de manera anónima?

En teoría, es posible descargar de manera anónima en cualquier sistema operativo y usando cualquier navegador. Sin embargo, no todos los sistemas son igual de adecuados. Los sistemas operativos comerciales como Windows o MacOS abren conexiones a Internet por defecto, las cuales son difíciles de controlar. Esto lo hacen, por ejemplo, para permitirles buscar actualizaciones. Lo mismo sucede con navegadores como Firefox o Chrome.

Aún así, desde los ajustes puedes desactivar esta función de búsqueda de actualizaciones. Esto es muy importante si usas servicios como Tor para mantenerte invisible, porque de lo contrario tu privacidad quedaría en riesgo por las constantes búsquedas de actualización con o sin Tor.

Los sistemas GNU/Linux y BSD Unix ofrecen más facilidades para las descargas anónimas que los tradicionales Windows y MacOS en escritorio o iOS y Android en móviles. Puedes guardar estos sistemas en una memoria USB e instalarla en tu PC como una alternativa al sistema operativo por defecto si quieres descargar de manera anónima.

¿Es posible realizar descargas anónimas desde el modo privado en un navegador?

Algunos navegadores tienen opciones especiales para la navegación privada. Google Chrome, por ejemplo, te permite abrir webs en una ventana de incógnito. Esta forma de protección significa que el navegador borrará todas las cookies, los datos de la sesión y el historial en cuanto cierres la ventana.

La realidad es que por sí misma no hace mucho, porque solo permite que no dejes huellas de tus actividades en el navegador. En combinación con una VPN, sin embargo, es un suplemento muy útil.

Aún así, la navegación privada significa simplemente que se borran los datos de navegación. Tu dirección IP o MAC, y todo lo demás, seguirán estando expuestos.

Descargas anónimas y la opción Do Not Track

En la configuración de tu navegador, usualmente encontrarás más opciones que dan la impresión de proteger tu privacidad en línea. En Chrome, por ejemplo, se llama ‘Do Not Track’. Si la activas, tu navegador enviará información adicional, un encabezado, al servidor web en cada solicitud pidiendo que no te rastreen cuando visites la web en cuestión.

Sin embargo, depende del operador web rastrearte o no, porque cumplir con esa solicitud es una acción voluntaria. Activar la opción Do Not Track no sirve para mucho en realidad. Aún así, existe un método con el que puedes encriptar tu tráfico web.

La solución ideal para descargas anónimas: usar una VPN

Una VPN, o red privada virtual, te ofrece verdadera privacidad en tus descargas. Esta crea una conexión cifrada entre la tarjeta de red de tu ordenador y el servidor VPN, la cual reenvía tu tráfico web como si viniera de allí. De esta manera, tu identidad permanece oculta detrás del servidor VPN. Esta configuración es muy sencilla y se puede completar en tan solo unos clics.

Un servidor VPN puede estar ubicado en México, por ejemplo. Si estableces una conexión encriptada a través de este servidor, tu tráfico web aparentará venir de México. Tu dirección IP original permanecerá oculta y al mismo tiempo podrás acceder a contenido bloqueado en tu país, como vídeos de YouTube bloqueado en ciertas regiones. Una VPN es, por tanto, la solución ideal para descargar de manera anónima.

Descargas gratuitas y anónimas con Shellfire VPN

No hay una razón real para sacrificar tu privacidad al descargar. Con Shellfire VPN puedes incluso descargar de manera gratuita en pocos pasos:

  1. Descarga nuestro cliente Shellfire VPN desde esta página. Con nuestro VPN gratuito, tendrás acceso a servidores de 2 países con una velocidad de descarga máxima de 1,000 kBit/s. Si quieres descargas más rápidas y utilizar servidores en más de 30 países, te recomendamos nuestro paquete PremiumPlus, disponible a un precio asequible.
  2. Instala el cliente VPN en tu dispositivo. Si todavía no tienes una cuenta con Shellfire, te pediremos que crees una al final de la instalación. Actualmente Shellfire está disponible para Windows, MacOS X, Android y iOS.
  3. Establece una conexión VPN antes de empezar a descargar. Recuerda conectar primero a la VPN antes de descargar; esta es la única manera de asegurar tu privacidad.

Como puedes ver, con estos tres simples pasos es muy fácil proteger tu privacidad al descargar y navegar.

¿Es Tor una alternativa para descargar de manera anónima?

Tor es un sistema que disfraza tu identidad al navegar redirigiendo tu tráfico a través de un camino aleatorio en un laberinto de proxies. Cada nodo conoce únicamente al nodo siguiente y al anterior, y solo el último nodo, el nodo de salida, es visible para el servidor web al que se envía la solicitud.

Gracias a esta redirección repetida, tu privacidad con Tor está protegida de manera eficiente, sin embargo, su uso es bastante lento. Ya que tus solicitudes de página solicitudes son visibles para el nodo de salida para que las pueda enviar al servidor web correcto, es recomendable usar algún método de encriptación.

Una VPN es ideal para un cifrado de extremo a extremo como este, ya que se utiliza desde el inicio una dirección IP modificada. La combinación de Tor y una VPN es útil si lo que quieres es un mayor nivel de privacidad al descargar. Sin embargo, debes tener en cuenta que la velocidad de descarga en esta configuración es menor a la que obtendrías usando solamente una VPN.

En la mayoría de los casos, es más práctico confiar en una conexión VPN que en Tor para realizar descargas.

¿Son privadas las descargas con BitTorrent?

BitTorrent es un protocolo para compartir archivos optimizado para una alta eficiente, una transferencia rápida, pero no para la privacidad. A pesar de ser una solución ‘peer-to-peer’, tus descargas de torrent no son en absoluto anónimas por defecto. El rastreador, al que tu cliente torrent tiene que informar para poder descargar un archivo, comparte tu dirección IP con cualquiera que pueda potencialmente compartir archivos contigo.

Entre estos se encuentran sistemas conocidos por espiar actividades en redes de torrent para, por ejemplo, detectar violaciones de derechos de autor. Debido a la manera en que funciona BitTorrent, puedes fácilmente ser catalogado como un sospechoso de descargas ilegales y recibir demandas económicas altas si no usas el servicio de manera anónima.

Esto se debe a que un torrent divide un archivo en piezas pequeñas; cada cliente que la haya descargado luego puede enviarla a otros que la quieran hacer. Esto acelera la velocidad de descarga porque de esta manera se redistribuye el tráfico a través de todos los sistemas en lo que se conoce como un ‘torrent swarm’, usando el ancho de banda de manera óptima. Sin embargo, es difícil rastrear quién ha descargado el archivo, lo cual puede dar lugar a acusaciones falsas.

En definitiva, usar una VPN junto con torrent es muy recomendable para que puedas descargar de manera anónima usando este servicio.

Conclusiones sobre las descargas anónimas

Si bien los navegadores ya ofrecen algunas opciones para una navegación segura, estas no ayudan a la hora de proteger la privacidad al descargar. Si usas Firefox o Chrome, deberías desactivar la opción de búsqueda de actualizaciones automática para que tus datos no sean enviados accidentalmente sin el cifrado activado.

Las ventanas que usas en modo privado también son útiles para no registrar información sobre tus hábitos de navegación, sin embargo, no son suficiente para cifrar tus datos. Una solución puede ser usar un navegador Tor para descargar de manera anónima, pero las velocidades son demasiado bajas debido a las múltiples redirecciones que este proceso conlleva.

El único método que ofrece encriptación de extremo a extremo, por ejemplo, separándote a ti del servidor web, es una VPN. Una VPN asegura tu privacidad incluso al descargar a través de torrent. No tendrás que preocuparte por demandas de derechos de autor.

Proteger tus datos en línea es importante y muy fácil de conseguir gracias a una VPN. Prueba Shellfire VPN ahora y empieza a usarla en tan solo 3 pasos. No habrá nada que se interponga entre ti y tu privacidad.

Imagen destacada: ©stevanovicigor/123RF

No ratings yet.

How did you like this post?